martes, 30 de diciembre de 2014

El silencio es una gran terapia. Cuando nos quedamos quietos y concentrados, ahorramos energía, hemos conseguido volvernos para dentro e incluso ayudar a curar el cuerpo. Todo día la mente necesita un espacio tranquilo para refrescarse y reflexionar, de la misma forma que el Cuerpo necesita de pausas regulares para descanso y alimentación. El refrescar se produce cuando la mente es capaz de recargarse para mantenerse positiva,
Reflexión' mirar para dentro' es el tiempo que nos damos a nosotros mismos para mejorar nuestra comprensión interna. A través de la reflexión podemos cambiar nuestra forma de pensar, sentir e interactuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario